Lanzamiento América Solidaria Uruguay

Uruguay
El evento contó con la participación de Analía Bettoni; José Mujica; Enrique Iglesias; Luis Porto; Benito Baranda; voluntarios, directorio y autoridades.

América Solidaria presentó oficialmente su trabajo en Uruguay en un evento que se realizó el día 2 de septiembre en el Centro Cultural de España, y que contó con la participación del ex Presidente de la República, José Mujica; el ex Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo y Secretario General de la SEGIB, Cr. Enrique Iglesias; el representante de Luis Almagro, Secretario General de la OEA, Ec. Luis Porto; otros organismos internacionales, así como autoridades de gobierno y el fundador de América Solidaria, Benito Baranda.

El lanzamiento fue conducido por el periodista Jaime Clara, quien dio la apertura y convocó al Cr. Enrique Iglesias. Iglesias resaltó la importancia del compromiso de la sociedad civil, ya que existen vacíos que “son muy difíciles de llenar desde la acción pública”. Luego, tomó la palabra Analía Bettoni, Presidenta de América Solidaria Uruguay, que presentó la historia de la fundación, sus objetivos y sus desafíos: “América Solidaria busca intervenir para mejorar la calidad de vida de las personas”, dijo Bettoni.

A continuación, Jaime Clara invitó a José Mujica y Benito Baranda al escenario. El ex Presidente Mujica destacó el rol del voluntariado y la solidaridad en el contexto social actual: “si estamos rodeados de egoísmo por todas partes vamos a formar, en términos generales, muchachos y gente egoísta. Si tenemos una práctica abierta y de relación solidaria vamos a tender a formar gente de otra forma”, expresó Mujica. Y acotó que “la solidaridad ha construido mucho más que el altruismo a lo largo de la historia”.

El Presidente y fundador de América Solidaria Internacional, Benito Baranda habló sobre el compromiso de los jóvenes americanos, y la construcción de conciencia social, que se genera al conocer las realidades de las comunidades más vulnerables: “cuando conocen esos lugares de los países vecinos comienzan a cambiar su visión del otro. Es la única manera de sostener nuestras democracias”, expuso Baranda. A su vez, dijo que “los jóvenes tienen una tendencia a la osadía y heroísmo que rompe con el egoísmo” que predomina en nuestras sociedades. “Nosotros queremos cargar la balanza un poco para el otro lado, y si no trabajamos por lo colectivo va a ser muy difícil”, aseguró Baranda.

Para Mujica, la actividad voluntaria “es una manera directa no de coartar lo que tiene que hacer el Estado, sino de facilitarlo”. Con respecto al trabajo de América Solidaria Mujica dijo: “Me parece muy positivo, por lo que hace, por lo que siembra y por lo que se puede cosechar”

Por último, el Ec. Luis Porto, en representación de Luis Almagro expresó que “la sociedad civil es importante, para cualquier sociedad y para la Organización de Estados Americanos (OEA), porque le permite alerta temprana para falla de la institucionalidad; facilitar el diálogo entre mayorías y minorías; y apoyar la implementación de políticas, programas y proyectos conjuntos en esas mismas minorías porque tiene acceso, cercanía y capitalidad”.

En Uruguay las acciones de América Solidaria comienzan a fines del año 2012 cuando un grupo de profesionales acepta el desafío de impulsar los principios de la organización. Este evento de lanzamiento coincide con la llegada de los primeros dos profesionales voluntarios extranjeros (la psicopedagoga chilena Carolina Vidal y el psicólogo peruano George Auccaille) que están trabajando en un proyecto educativo en El Dorado, localidad definida como una de las principales zonas de emergencia social por el Ministerio de Desarrollo Social en el año 2013.

Voluntariado Uruguayo en el exterior

Desde el año pasado han sido seleccionados cinco profesionales uruguayos para trabajar como voluntarios en proyectos de superación de la pobreza infantil y juvenil en Ecuador, Haití, Colombia y Chile.

Laura Magallanes fue la primera profesional uruguaya en realizar la experiencia en un proyecto sobre prevención del trabajo infantil y violencia familiar en la ciudad de Guayaquil, Ecuador. Desde setiembre de 2014 Nicolás Iglesias trabaja en un programa de fortalecimiento de la formación docente en centros de educación inicial de Puerto Príncipe, Haití.

Desde marzo de este año dos nuevos voluntarios uruguayos participan en diferentes proyectos de infancia: Pedro Nugué en un proyecto de educación no formal para adolescentes que desertaron del sistema educativo formal en Santiago de Chile y Mercedes Castro en un proyecto para el desarrollo de habilidades sociales en personas con trastornos cognitivos en Bogotá. En pocos días Ana Artía será la quinta profesional voluntaria uruguaya que contribuirá en un proyecto en el exterior, en este caso en Haití.

En 13 años, América Solidaria ha trabajado en 13 países del continente, beneficiando a más de 33.000 personas por año, mediante el desarrollo de 200 proyectos y gracias al aporte de cerca de 500 profesionales voluntarios que han puesto su trabajo al servicio del continente. Así, América Solidaria es una muestra concreta de la integración entre los países de la región a través de relaciones inclusivas, redes de cooperación internacional que promueven el desarrollo con igualdad.