Jóvenes uruguayos ganadores de la iniciativa Concausa presentan sus proyectos en la Cepal

Uruguay

Jóvenes de once países de América Latina y el Caribe presentaron en Diciembre 2017 sus propuestas para el cumplimiento de la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible  en un seminario realizado en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago, Chile.

El seminario se enmarcó dentro de la iniciativa Concausa que organizan América Solidaria, CEPAL y UNICEF, que cuenta con la colaboración de Fundación Caserta y el auspicio del Preuniversitario Pedro de Valdivia, y que busca identificar y difundir proyectos que apunten a terminar con la pobreza infantil en la región y al logro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Previo a la inauguración, se transmitió un mensaje de Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL quien, por compromisos ineludibles, no pudo participar físicamente en el encuentro. En la clausura, en tanto, participaron la Subsecretaria de Evaluación Social de Chile, Heidi Berner, y la Directora de la División de desarrollo Social de la CEPAL, Laís Abramo.

En la segunda versión de Concausa participaron 341 proyectos de jóvenes de entre 15 y 17 años provenientes de once países de la región. Del total de participantes, el jurado de Concausa seleccionó 18 proyectos diseñados e implementados por jóvenes de Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Haití, México, Paraguay, Perú y Uruguay.

Dos proyectos uruguayos resultaron ganadores:

Vida Sustentable propone brindar al barrio conocimientos útiles para mejorar su nivel de vida a través de talleres tales como construcción de muebles, juguetes y cunas de cartón para estimular la primera infancia.  Además, realizan talleres de alimentación saludable que buscan enseñar a los vecinos recetas nutritivas y de bajo presupuesto.

 Cerrando Brechas es un proyecto liderado por el grupo de jóvenes de la parroquia de El Pinar (Canelones-Uruguay) desde hace seis años.  Su objetivo es trabajar con la problemática de la marginación social, buscando “crear puentes” entre el sur y el norte del barrio. El proyecto apunta a la reducción y fin de la pobreza, así como a la reducción de las desigualdades, entendiendo que la integración social es camino para superarlas

En su discurso, la ex Presidente Michelle Bachelet afirmó que en los países de América Latina y el Caribe “seguimos cargando el dolor de no haber terminado con la pobreza, con la desigualdad y con la discriminación. Cargamos, además, con el peso de constatar el impacto de nuestras decisiones pasadas sobre el medio ambiente y sobre el progreso de nuestros territorios”, afirmó.

Frente a los 54 jóvenes presentes,  llamó a “sumar acciones para que sean más y más las voluntades movilizadas por un horizonte común: el desarrollo sostenible, ese desarrollo que no deja a nadie abandonado, ese desarrollo que respeta la riqueza y la fragilidad de nuestro planeta”.

Los 54 jóvenes de los equipos seleccionados obtuvieron la posibilidad de viajar a Santiago de Chile para participar en una semana de actividades formativas que les permitieron conocer en profundidad la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, en un mensaje grabado, afirmó que la región ha mostrado avances concretos en la última década en materia de reducción de la pobreza infantil. Sin embargo, aún hay 41% por ciento de niños y niñas que viven en situación de pobreza en la región y de ellos, 16,7% lo hace en condiciones de pobreza extrema.

El Sec. Ejecutivo de la CEPAL, Raúl García-Buchaca, enfatizó que la desigualdad es un concepto que trasciende el acceso a los ingresos y su distribución e incluye también las oportunidades con que cuentan las personas y el pleno goce de sus derechos.

“Nuestra región, y el mundo en su totalidad, solo avanzarán cuando se garanticen los derechos y la inclusión de todas y todos sus miembros”, aseveró.

Hai Kyung Jun  representante de UNICEF para Chile destacó que “los jóvenes representan a más de un cuarto del total de la población mundial, y por lo mismo tienen un inmenso potencial de beneficiar a sus sociedades en lo social, político y económico”.

“Ellos nos contarán cómo han trabajado para acabar con la pobreza infantil de su entorno y también cómo desde sus vivencias, se están apropiando de la Agenda 2030. Desde UNICEF, puedo decirles que aún tenemos camino que recorrer en la defensa de los derechos de la infancia, y en lograr cambios reales y duraderos en la vida de niños, niñas y adolescentes en nuestra región. Nuestro objetivo está puesto en que todos tengan asegurado su derecho a sobrevivir, prosperar y lograr todo su potencial en su ambiente”, afirmó.

Benito Baranda, Director Ejecutivo de América Solidaria señaló que “en esta segunda versión del Concausa, hemos sido testigos de la fuerza, convicción y humanidad de estos jóvenes escolares que han venido de todos los rincones de América a soñar y trabajar por un continente distinto a lo que nosotros hemos creado”.

Añadió que “ellos y ellas han traído sus realidades, sus riquezas, sus necesidades y sus esfuerzos por modificar esas realidades, y por eso es que los convocamos a dialogar, no a competir por cuál es el mejor proyecto social, sino a construir juntos un lugar mejor para todas y todos”.